Como cuidar la vista de los niños durante sus clases virtuales

Son muchos los cambios a los que hemos tenido que acostumbrarnos en el último año, pasamos de levantarnos temprano para despertar a los más pequeños del hogar, alistarlos y conducir hasta la escuela a despertar a nuestros hijos para que se conecten al ordenador desde temprano para sus clases virtuales.

Es un ritmo de vida que no esperábamos extrañar; sin embargo, la situación ha obligado a miles de escuelas y colegios a cambiar sus procesos pedagógicos y adaptarse a las necesidades presentes.

CLASES EN LÍNEA = MUCHAS HORAS FRENTE AL ORDENADOR

La mayoría de las instituciones educativas han aprovechado distintas herramientas para mantener clases virtuales a través de videollamadas. Ante esto, son muchos los sectores que mostraron preocupación por la salud de los ojos de los más pequeños que no están acostumbrados a esta dinámica de trabajo, como muchos adultos también han demostrado no estarlo.

Por esa razón, al inicio de este año el Ministerio de Educación de Ecuador publicó el tiempo sugerido para las clases virtuales según un rango de edad:

  • 0 a 2 años: nada de pantallas,
  • 2 a 5 años: entre media y una hora al día,
  • 7 a 12 años: una hora al día (con acompañamiento de un adulto),
  • 12 a 15 años: hasta dos horas al día (con el seguimiento de un adulto).

Habrás notado que la realidad es un poco diferente, ya sea por falta de supervisión o porque el tiempo que niños y niñas pasan frente al ordenador no se limita a las clases virtuales, sino que también abarca varias actividades entre las que cabe destacar:

  • El tiempo que dedican a investigar para una tarea.
  • El tiempo que dedican para elaborar un trabajo en un procesador de texto.
  • El tiempo que dedican a “distraerse” de la escuela viendo videos en el ordenador u otro dispositivo.

Esto significa que, sin supervisión, los pequeños pueden pasar horas frente a la pantalla exponiendo la salud de sus ojos.

¿Y qué puedo hacer ante esta situación?

CREA HÁBITOS PARA MINIMIZAR SU EXPOSICIÓN A LAS PANTALLAS

Asigna tareas en el hogar según sus capacidades y edad, como acomodar sus juguetes, tender sus camas u organizar sus lápices de colores.

Fija intervalos de tiempo para que tus hijos se alejen de las pantallas y busquen realizar otra actividad para distraerse, como dibujar o jugar con sus juguetes.

Crea nuevos estímulos en ellos a través de la música para mantener sus ojos lejos de los dispositivos.

VIGILA ANTE CUALQUIER MALESTAR EN SUS OJOS

Al menor indicio de vista cansada, invítalos a descansar sus ojos un momento, crea rutinas en que cada 30 minutos desvíen la mirada de la pantalla y reposen con los ojos cerrados.

Y si presentan algún malestar como ardor, lagrimeo excesivo, enrojecimiento o si notas que se tallan con frecuencia los ojos, acude a consulta con un experto.

Siempre hay que recordar que los niños creen que el mundo es tal cual como lo ven, por lo que hay que estar atento a las señales de que puedan estar experimentando pérdida en su visión. 

La mejor valoración siempre es la que ofrecen los especialistas, en Clínica de ojos de Colima contamos con profesionales de la salud visual. Nuestro principal interés es ofrecer la mejor atención para tranquilidad de tu familia. Si tu hijo ya padece alguna enfermedad de la vista o quieres un diagnóstico efectivo, acude a consulta con nosotros.