3 PROBLEMAS DE LA VISTA MÁS FRECUENTES EN CONSULTA OFTALMOLÓGICA

Lamentablemente, hay una diferencia muy importante en nuestro país entre las enfermedades de la vista más comunes y, por otro lado, las razones más frecuentes por las que las personas deciden acudir a consulta oftalmológica.

Esto quiere decir que muchas personas suelen desdeñar ciertos problemas de la vista por considerarlos leves o que no tienen un impacto significativo para la realización de sus actividades.

NO ES SALUDABLE MINIMIZAR PROBLEMAS DE LA VISTA

Hay quienes llegan a etiquetar síntomas de problemas visuales como “lógicos” o “normales”, al pensar que guardan cierta coherencia con respecto a sus actividades diarias; por ejemplo, estudiantes que pasan muchas horas frente a la computadora e ignoran el ardor en los ojos durante el día.

En primera instancia, ningún síntoma de enfermedades de la vista es pequeño, no hay que confundir el tiempo que le toma a una enfermedad en desarrollarse, con la gravedad de la misma. 

Muchas enfermedades de la vista se hacen latentes en la edad adulta, pero presentan síntomas desde la adolescencia. “Ver un poco borroso” puede atribuirse como el síntoma más común entre enfermedades de la vista, junto con el ardor y enrojecimiento, e ignorar estos síntomas solo provoca que la enfermedad se desarrolle por completo.

Incluso hay otros síntomas físicos, no relacionados con los ojos, que son indicio de problemas visuales, como sufrir dolores de cabeza al leer o fatiga mental al final de la jornada.

RAZONES PARA IR A CONSULTA OFTALMOLÓGICA

Por esta razón es que la mayoría de las personas solo acuden a consulta cuando los síntomas se han agravado, cuando “ver un poco borroso”, se convierte en “veo todo borroso”.

Para intentar evitar que este sea tu caso, te compartimos algunas de las razones más frecuentes por las que las personas deciden por fin acudir a consulta oftalmológica.

BLEFARITIS O INFLAMACIÓN CRÓNICA DE LOS PÁRPADOS

Es una inflamación de los bordes palpebrales (los párpados), acompañado de enrojecimiento y ardor. Dependiendo de la causa, puede ser una blefaritis anterior (por infección estafilocócica) o posterior (por disfunción de las glándulas de Meibomio). Esta última también está relacionada con el desarrollo del síndrome del ojo seco.

ORZUELOS

¿Alguna vez te dijeron que debes frotar el cabello sobre el orzuelo para que desaparezca? No lo hagas. Relacionada con la anterior, hablamos de una inflamación en el borde del párpado provocada por la presencia de bacterias y acumulación de grasa, muy similares en apariencia a una espinilla, pero que pueden convertirse en un serio problema para tus ojos, provocando dolor, sensibilidad, edema de párpado y hasta supuración.

Antes de buscar un “tratamiento casero” de cualquier enfermedad de la vista, es mejor acudir a la fuente más confiable para recibir tratamiento adecuado: una clínica de ojos especializada.

CONJUNTIVITIS O INFLAMACIÓN DE LA CONJUNTIVA

La conjuntiva es una membrana que está entre la superficie interna del párpado y la esclerótica. Es uno de los padecimientos más comunes en nuestro país, junto con el ojo seco. La conjuntivitis puede presentarse de distintas formas, desde la conjuntivitis viral hasta la conjuntivitis alérgica. Y también es una de esas enfermedades que goza de mucha difusión en cuanto a “tratamientos” rápidos y caseros.

¿Alguna vez leíste que debes colocar un sobrecito de té de manzanilla sobre tu ojo? No lo hagas. Solamente un médico especialista en enfermedades de la vista puede brindar un diagnóstico y tratamiento adecuado.

¿Cuándo fue la última vez que acudiste a consulta oftalmológica? Quizá sea tiempo de que cuides la salud de tus ojos.

¡Haz una cita!