4 enfermedades de la vista más comunes en adultos mayores

Las enfermedades de la vista pueden afectar a diferentes personas sin distinción de edad, algunas por herencia y otras por afecciones provocadas por el entorno. La única constante es que también existen algunas enfermedades y problemas de la vista que son más comunes entre rangos de edad. Por un lado, están los padecimientos usuales en niños y niñas; y por otro, las enfermedades que los adultos mayores son más propensos a padecer.

 

POR QUÉ NO DEBES IGNORAR SÍNTOMAS DE LA VISTA

Al alcanzar cierta edad, es importante prestar atención a diferentes síntomas de la vista, que pueden estar relacionados con estos padecimientos. Es importante no descartar las molestias como cosas “comunes” de la edad, pues estos síntomas pueden tratarse de los primeros síntomas de la enfermedad.

Si se logra realizar el diagnóstico y la evaluación en etapas tempranas de la enfermedad, no solo es posible detener el progreso de la misma, sino también iniciar un tratamiento adecuado.

CATARATAS

El cristalino del ojo está compuesto de varias proteínas que empiezan a descomponerse a medida que un adulto envejece. Este proceso conlleva a que el cristalino se vuelva opaco, generando en la visión borrosa. A medida que la enfermedad avanza, el paciente pierde visibilidad.

GLAUCOMA

Esta es una de las enfermedades de la vista más comunes en adultos mayores. Se denomina glaucoma a varias afecciones del ojo que afectan directamente al nervio óptico, normalmente consiste en una presión elevada en el globo ocular.

La parte más preocupante de esta enfermedad, es que en sus primeras etapas puede venir acompañada de una muy leve pérdida de la visibilidad, por lo que muchas personas lo descartan como un desgaste natural de la vista.

A partir de los 40 años, es importante acudir con regularidad a consulta oftalmológica para identificar esta enfermedad en etapas tempranas e iniciar un tratamiento, antes de sufrir una pérdida considerable e irreparable de la visión.

PRESBICIA

La presbicia comúnmente se presenta alcanzando los 40 años y continúa hasta deteriorar por completo la visibilidad. Su principal síntoma es la dificultad para enfocar objetos cercanos. Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, puede solucionarse con anteojos o una cirugía.

RETINOPATÍA DIABÉTICA

Si a un adulto mayor le sumamos que padece diabetes, el riesgo de sufrir retinopatía diabética es alto. Esta enfermedad consiste en un daño de los vasos sanguíneos de la retina, provocado por los altos niveles de azúcares en la sangre, lo que puede causar inflamación, bloqueo del flujo de sangre en el ojo y fugas de líquido intraocular.

Entre los síntomas más comunes de este padecimiento se encuentra:

  • Aumento de “moscas volantes”.
  • Visión borrosa
  • Transiciones bruscas de visibilidad, de borrosa a clara y viceversa.
  • Mala visión nocturna.
  • Notar que los colores pierden intensidad.

 

EL CUIDADO DE LA VISTA ES CRUCIAL EN CUALQUIER ETAPA DE LA VIDA

Ante cualquier síntoma o sospecha de estas enfermedades, debes acudir a consulta para recibir un diagnóstico oportuno y valoración de tratamiento.

En Clínica de ojos de Colima contamos con equipo especializado y de la mejor tecnología, profesionales de la salud visual y la experiencia necesaria para hacer frente a tu enfermedad de la vista.

¡Haz una cita y recupera tu visión!