¿QUÉ ES EL OJO SECO Y CÓMO TRATARLO?

En nuestro país, más del 60% de la población joven padece ojo seco, según información presentada por la UNAM. Es uno de los motivos de consulta oftalmológica más frecuente, debido a que presenta diferentes molestias a la salud visual y, en casos graves, puede comprometer la calidad de vida del paciente.

El ojo seco es una enfermedad multifactorial de las lágrimas y superficie del ojo que provoca incomodidad, alteraciones a la agudeza visual e inestabilidad de la película lagrimal. Si no recibe un tratamiento temprano, puede provocar un daño grave en la superficie del ojo.

CAUSAS Y FACTORES EXTERNOS QUE INFLUYEN EN EL DESARROLLO DEL OJO SECO

Existen muchos factores que propician el desarrollo del ojo seco, tanto ambientales como de exposición; además, es una enfermedad que se vuelve más probable con la edad y, en el caso de las mujeres se ha encontrado una prevalencia de esta afección relacionada con la etapa postmenopáusica. Esto suma al ojo seco a la lista de afecciones oculares que se vuelven más comunes en personas de la tercera edad.

 

Entre los factores externos más importantes provocan resequedad en el globo ocular cabe destacar:

  • El humo de cigarro, pues causa cambios perjudiciales en la capa lipídica de la película lagrimal (que brinda protección al ojo).
  • Uso de medicamentos beta bloqueadores, que inhiben la anhidrasa carbónica y algunos descongestionantes.
  • Entornos de baja humedad y viento.
  • Uso descuidado de lentes de contactos.

Curiosamente, se han presentado casos de ojo seco provocados por una disminución inconsciente de la tasa de parpadeo, que es común cuando la persona aplica un esfuerzo visual prolongado en un momento de concentración como, por ejemplo, durante la lectura y el trabajo en ordenador.

También te puede interesar: Cómo cuidar tu vista durante el trabajo en casa.

SÍNTOMAS COMUNES DEL OJO SECO

Este padecimiento viene acompañado de diferentes molestias e incomodidades en los ojos, como son:

  • Sequedad en el ojo.
  • Enrojecimiento.
  • Prurito.
  • Fotofobia.
  • Sensación de cuerpo extraño.
  • Ardor.
  • Dolor.
  • Irritación.
  • Lagrimeo.
  • Visión borrosa que empeora durante el día.

COMPLICACIONES DEL OJO SECO

Si no se acude a consulta para tratamiento y los síntomas empeoran, se pueden presentar diferentes complicaciones, como son la queratitis filamentosa, que son excrecencias de material mucoso sobre el ojo. También se pueden presentar diferentes infecciones en el ojo y comprometer la vista del paciente.

¿CÓMO TRATAR EL OJO SECO?

Lo más importante es acudir a consulta. Si sospechas que tus síntomas encajan con la sintomatología clásica del ojo seco, es importante nunca automedicarse, sino acudir a consulta para descartar otras afecciones, ya que el médico especialista, para realizar un diagnóstico oportuno, debe realizar varias pruebas para evaluar tu salud visual y determinar la enfermedad y tratamiento adecuado.

Si ya cuentas con tratamiento de ojo seco y sientes que la enfermedad persiste, acudir a consulta ayudará a identificar si presentas un cuadro severo y resistente al tratamiento. No comprometas la salud de tus ojos.

 

¡Haz una cita!